Cuando el origen nos da la razón

 Publicado el Por José Miguel Medina Pedrón

La D.O.P. Valencia difunde información confusa. En mi obligación de defender los intereses de las personas a las que represento, aclararé lo siguiente:

Valencia dice que su objetivo “es preservar los derechos de los viticultores y defender sus intereses para garantizar la comercialización de sus vinos”, ¿a qué viticultores se refiere?, ¿a los inscritos oficialmente en el registro de D.O.P. Valencia? Viticultores que por derecho están en ese registro y que, personalmente, respeto. ¿O por el contrario se refiere a los que no están inscritos en ese registro? Viticultores de Requena (entre ellos, yo), Utiel, Camporrobles, Pinoso, etc.

Si es a los primeros, cuando esta D.O.P. favorece que haya una mayor oferta de vinos procedente de otras zonas de la Comunitat, perjudica gravemente sus intereses. Esto no lo he inventado yo: a mayor oferta, menor precio. No se trata de vender a cualquier precio.

Si es a los segundos, dice Valencia que “una D.O.P. es una figura voluntaria donde los inscritos lo están por voluntad propia”. Olvida aclarar que los viticultores de Utiel-Requena y Alicante no estamos en su registro voluntariamente, sino por decreto de la anterior Conselleria, que incluía obligatoriamente en el registro de la D.O.P. Valencia todo el registro vitícola de la Comunitat. Ningún viticultor de Utiel-Requena y Alicante lo ha hecho libremente. Así que basta de mentiras.

Valencia dice que los viticultores de Requena también forman parte de la D.O.P. Cava. Así es, lo hacemos voluntariamente solicitándolo por escrito y pagando la cuota por hectárea que obliga a formar parte de esa D.O.P.

En las últimas elecciones al Consejo de Valencia no permitieron presentar una candidatura formada por viticultores de Utiel-Requena. ¿Esto es democracia? Para la D.O.P. Valencia ni hay viñedos inscritos, ni nunca hemos formado parte de su territorio, y no puede disimularse por muchos anexos que haga en su reglamento.

Valencia asegura que el viticultor puede elegir formar parte de cualquier D.O.P. Olvida así la principal función de una Denominación de Origen: garantizar la calidad y el origen, y decirle al consumidor de dónde proviene el producto. Es difícil pensar en un vino de Bobal con D.O.P. Valencia cuando no hay ni una sola cepa de Bobal en los términos municipales de la D.O. Valencia. El fin no justifica los medios. No se trata de comercializar más, ¿o sí?

Los ayuntamientos, organizaciones agrarias, sociedad civil, la Diputación de Valencia y de Alicante y Las Cortes Valencianas por unanimidad de todos los grupos políticos, exigieron al Consell que corrigiera esa apropiación innecesaria e ilegal de territorios ajenos, que tanto daño hace al sector y al prestigio de los vinos valencianos en defensa de lo auténtico, del origen y de los consumidores.

Estamos preocupados por el despoblamiento interior y la falta de relevo generacional. La política de D.O.P. Valencia agrava el vaciamiento rural, favorece el empobrecimiento y el abandono del campo. Sin embargo, cuando Utiel-Requena vende una botella con su sello, reconoce al sector y a los habitantes de la zona, revalorizando y creando empleo y riqueza. Agradecemos todo el apoyo que estamos recibiendo, confiamos en la justicia y en nuestro verdadero origen.

Artículo completo en web utielrequena.org


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Cuando el origen nos da la razón”

Comentarios disponibles para usuarios registrados