Una bomba inoxidable para cada exigencia

 Publicado el Por Quilinox

 (photo: )

Presente en el mercado desde 1970, CSF-Inox (www.csf.it) con sede en Montecchio Emilia (RE) representa hoy una empresa líder en el sector y en fuerte expansión en el mercado europeo y mundial. En estos años ha sabido crear y fundamentar la fama de una calidad reconocida a nivel mundial como atestiguan los 1.400 clientes, entre los cuales figuran las empresas más importantes en los sectores alimentario, enológico y de bebidas.

De la línea de producción de bombas en acero inoxidable nace una vastísima gama de dispositivos basados en un alto contenido tecnológico que, en el 50% de los casos, se “personalizan” para responder a las exigencias específicas de los clientes.

La gama entera de producción comprende los siguientes tipos de bombas: centrífugas, volumétricas y autoaspirantes. A esta gama le acompaña una serie de accesorios en acero inoxidable tales como válvulas, racordería, filtros y otros dispositivos de regulación.

Las aplicaciones dedicadas al sector enológico

La serie de bombas de rotor helicoidal está disponible en ejecuciones especiales para el sector enológico. Las versiones con tolva y biela sin-fin de prealimentación tipo MC y MCR se utilizan en las primeras fases de transferencia de la uva, y del mosto a la estrujadora. Con los dispositivos de control específicos, es posible regular las prestaciones de la bomba en función de la cantidad de producto y del tipo de producto a transferir; la selección del sistema de control la hacen los técnicos de CSF-Inox en colaboración con el cliente.

En las fases sucesivas de elaboración del mosto, CSF-Inox dispone de las bombas centrífugas de la serie CR, a baja velocidad, con turbina helicoidal anti-atasco para reducir al mínimo el daño al producto. Como alternativa, siempre están disponibles las bombas de rotor helicoidal de la serie MAE dotadas así mismo de un sistema de empuje más delicado respecto a las bombas centrífugas. Obviamente, frente a una indiscutible ventaja cualitativa del producto acabado, éstas presentan un costo decisivamente más elevado respecto a las bombas centrífugas.

La versatilidad de la bomba de rotor helicoidal

Gracias a la vasta gama de ejecuciones, incluso en las versiones con carro, la bomba de rotor helicoidal puede utilizarse para trasvases, remontes, ya sea de vino o de mosto, en diferentes áreas de las bodegas. La bomba puede funcionar incluso con pieles y semillas sin ningún problema y, gracias a la posibilidad de instalar un variador de velocidad mecánico o un variador de frecuencia electrónico, permite la regulación del caudal de producto de modo sencillo.

Otras aplicaciones típicas de la bodega en los cuales se puede aplicar las características de la bomba de rotor helicoidal pueden ser la filtración, refrigeración y embotellado. En tales aplicaciones CSF-Inox ha puesto a punto un sistema de regulación de las prestaciones basado en el variador de frecuencia electrónico, que controla la velocidad de la bomba y por tanto sus prestaciones en base a las exigencias específicas del cliente.

Por ejemplo, se puede regular el caudal manteniendo constante la presión para optimizar los procesos de filtración y en las fases de llenado de las máquinas envasadoras isobáricas; o pueden regularse las prestaciones de la bomba en base a una señal de temperatura o incluso según una señal de nivel. El sistema está por tanto optimizado para poder funcionar en modo automático, pero permite también la selección de la regulación manual de la velocidad mediante potenciómetro.

En todas las fases de trabajo, la bomba de rotor helicoidal ejerce una acción de bombeo muy delicada del producto, respetando así las características organolépticas y como consecuencia la calidad del vino, especialmente durante la delicada fase del embotellado. El uso de variador de frecuencia electrónico incrementa la delicadeza de la acción de bombeo durante todas las fases de paro, arranque y regulación.

En los últimos años se ha puesto a punto una solución para efectuar trasvases, llenado y vaciado de barricas. En esta aplicación, un boquerel especial de aspiración/vaciado, dotado de sondas específicas se conecta al cuadro de la bomba. La regulación de la velocidad de funcionamiento y de las fases de arranque y paro se realizan a través de un convertidor de frecuencia electrónico. Gracias a estos dispositivos la acción de bombeo y el flujo del producto es uniforme, sin pulsos y formación de espuma o turbulencias.

Las aplicaciones de la bomba de rotor helicoidal no se limitan a las fases de elaboración comentadas, sino que se extienden también al bombeo de las pastas de vino, y del raspón. En este último proceso de bombeo a los filtros se pueden utilizar bombas de doble etapa, idóneas para realizar presiones elevadas hasta 12 bar.

La experiencia en el sector de CSF-Inox está a disposición del cliente y del enólogo; de hecho, el elevado estándar de calidad, versatilidad y la evolución del producto CSF-Inox nacen de esta estrecha colaboración directa entre el proveedor y el cliente final.

Más información en www.quilinox.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Una bomba inoxidable para cada exigencia”

Comentarios disponibles para usuarios registrados