Carta al director: El vino y los sufridores que lo producimos

 Publicado el Por Vicente Ponce Rebato

Quiero constatar con todos los viticultores a través de la revista La Semana Vitivinícola, para ayudar con mi humilde conocimiento de lo que es la agricultura y en especial el sector del vino, para que levante cabeza y se pongan unos precios razonables, para poder seguir luchando, como dijo en su presentación el nuevo ministro de Agricultura D. Luís Planas (que me ganó con unas frases que dijo): “Cojo la cartera de ministro de Agricultura no solo por mis conocimientos en el sector sino por el mero hecho de que la agricultura me apasiona”.

Esta frase es la que llevamos dentro los agricultores grabada en el corazón: “No es trabajo, es pasión por la misma”. De no ser así no existiría ni la agricultura ni sus agricultores, tantas penalidades como se pasan y para más inri ni te compensa económicamente hablando.

Así está pasando que las nuevas generaciones no se incorporan a este oficio tan de nuestra tierra, porque están viendo a sus padres dejarse la piel, de sol a sol, sin vacaciones porque no se las pueden permitir. Ahí está el motivo por el cual no tenemos relevo generacional y el hecho que lo prueba es el mismo abandono de las tierras que por sí solo habla, añadido a los problemas para encontrar personal que trabaje las tierras en busca de mejores cosechas porque “nadie” quiere pisar el campo y encima dicen las estadísticas del paro que superamos los 3,5 millones de parados, cosa que hay que controlar porque en este país no cotiza ni el 80% de la población, ni seguridad social, ni IVA a excepción de un porcentaje.

Pero los socios de las cooperativas sí pagamos, esa es la diferencia en lo que hemos mejorado, estando todos fiscalizados, por darle valor a lo que producen nuestras cooperativas y después de 50 años ni siquiera somos capaces de comercializar lo que producimos, seguimos ahí “en punto muerto”, está claro que esto no es posible si no se ficha a profesionales cualificados. Así no se puede seguir, hay que hacer publicidad: “lo que se anuncia, se vende”.

Nos vemos obligados a que el beneficio se lo lleve un tercero y a que ponga el precio el que nos lo compra. Esto no tiene arreglo, nuestras mentes están saturadas por el trabajo físico y no tenemos capacidad mental para pensar que todo lo que está pasando no es culpa de los presidentes de las cooperativas, sino de nosotros mismos, que no damos nuestro apoyo para fichar personal especializado, acuerdos entre cooperativas y que se comprometan a ponerse de acuerdo en la fusión de todas, aunque después cada una de las cooperativas tenga su propia autonomía.

Resumiendo: De no hacerse la fusión seguiremos siendo unos hombres pobres mientras otros están haciendo el agosto. A nosotros nos pagan a 0,30 € y ellos se llevan 1,50 € de beneficio por botella, si esto no cambia ya sabemos cuál será el final

“Pobres hombres”.

Aprovecho para saludar a todos los agricultores

En Tomelloso a 6 de Septiembre de 2018

 

Firmado: Vicente Ponce Rebato

DNI: 06141232-W

EMAIL. decoracionesponce1@gmail.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Carta al director: El vino y los sufridores que lo producimos”

Comentarios disponibles para usuarios registrados