Gruart La Mancha presenta el proyecto ‘Uno a Uno’ para evitar cualquier rastro de TCA en los tapones de corcho

 Publicado el Por Elisa Laderas

Los tapones serán controlados de forma individual dentro de este proyecto, para evitar cualquier desviación sensorial. (photo: )
Los tapones serán controlados de forma individual dentro de este proyecto, para evitar cualquier desviación sensorial.

La empresa valdepeñera Gruart La Mancha ha presentado el proyecto “Uno a Uno” , una iniciativa innovadora que permitirá revisar uno a uno los tapones de corcho para evitar cualquier rastro de tricloroanisol (TCA), el responsable del olor y sabor a corcho del vino. Para ello, la firma ha habilitado un espacio junto al laboratorio y ha contratado a personal especializado para revisar hasta 10.000 tapones al día mediante el análisis olfativo después de la maceración individual de los tapones en frascos durante 24 horas.

Como resultado de este proceso, se retirarán no solo los tapones que tengan cualquier rastro de TCA, sino también cualquier desviación aromática que se perciba, porque “un buen tapón tiene que oler bien, dado que el olor del corcho es agradable”, según ha manifestó el presidente y consejero de delegado de Gruart La Mancha, Francisco González, durante la inauguración de este proyecto de I+D+i que tuvo lugar el pasado 16 de junio y a la que asistió el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo.

La fabricación de tapones naturales de corcho cada vez más neutros y más seguros permitirá a la firma valdepeñera erigirse en un referente de calidad en el sector, objetivo en el que González lleva trabajando 31 años. De hecho, este proceso automatizado, en el que han participado una decena de empresas, es totalmente novedoso, dado que aún no se ha logrado tener una “nariz electrónica” fiable, ha subrayado González que ha precisado que el principal objetivo de esta iniciativa es “poder garantizar que, al menos para algunos vinos muy especiales, sus tapones sean controlados uno a uno y relegar a la mínima expresión la posibilidad de que esas botellas puedan ser devueltas por cualquier problema causado por el corcho”.

Los tapones que se consideren dentro del apelativo de “desviaciones aromáticas” se sacarán del circuito de producción y serán analizados e investigados por la Universidad de Castilla-La Mancha, gracias a un nuevo convenio que se suscribirá próximamente, y para el que también se contará con la colaboración de enólogos de prestigio internacional sensibles a esta problemática.

En la actualidad ya hay dos trabajadores expertos en análisis organoléptico de tapones de corcho, como resultado de la selección resultante de sendos concursos desarrollados, que están en disposición de analizar en estos momentos hasta 5.000 tapones al día, aunque las nuevas instalaciones cuentan con una capacidad de hasta 10.000 tapones/día. En el futuro, por tanto, podrán trabajar en este proyecto hasta cinco personas, establecidas en dos turnos y un “corre-turnos”.

El proyecto ha sido coordinado por Ingeniería Alfatec, especializada en proyectos agroalimentarios, principalmente bodegas, de todo el mundo, cuyo director, Justo Banegas, se ha encargado de ajustar el conjunto de trabajos con una serie de empresas especializadas en cada una de las fases del proceso.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Gruart La Mancha presenta el proyecto ‘Uno a Uno’ para evitar cualquier rastro de TCA en los tapones de corcho”

Comentarios disponibles para usuarios registrados