Efecto anual de 9 portainjertos de vid sobre el desarrollo vegetativo y productivo y la calidad de la uva de cv. Tempranillo en D.O. Rueda

 Publicado el Por Jesús Yuste

Artículo con tablas en PDF adjunto.

A lo largo del tiempo se ha puesto de manifiesto que el uso de distintos portainjertos conlleva respuestas del viñedo variables en las diversas zonas productoras del mundo (Reynier 2002). Los portainjertos se emplean, fundamentalmente, para mejorar la adaptación de la vid al terreno en que es instalada, como por ejemplo en los suelos calizos, y para controlar dos plagas del suelo: la filoxera y los nematodos (May 1994).

Las primeras vides usadas como portainjertos eran selecciones de vides salvajes, que mayormente pertenecían a especies puras o a híbridos naturales. Todos fueron descartados excepto unas cuantas variedades de riparia y rupestris, como Riparia Gloire y Rupestris St. George (du Lot). La actividad investigadora para la mejora de portainjertos, que inicialmente tuvo mayor desarrollo en países como Francia y Alemania o en zonas como California (EE.UU.) o el Sur de Australia, hace ya bastantes años, estuvo normalmente basada en conseguir portainjertos con resistencia a la caliza y a la filoxera.

Estos objetivos no siempre fueron perfectamente alcanzados, pero se obtuvieron portainjertos con otras cualidades que, además, suponen criterios añadidos a considerar cuando hay que seleccionar portainjertos, como son el vigor que este confiere a la variedad, la facilidad de estaquillado y de injerto, la adaptación a las condiciones del lugar (sequía, humedad, salinidad, etc.), la influencia sobre el ciclo vegetativo del injerto y la calidad de la uva (Galet 1998).

En las situaciones en que el portainjerto se ha adaptado bien al lugar, su uso adecuado no debería tener efectos negativos sobre la calidad de la uva. Por el contrario, los portainjertos pueden incrementar la eficiencia productiva, y por consiguiente la rentabilidad del viticultor (Dry 2007), dependiendo de las condiciones edafoclimáticas del lugar de cultivo.

Mientras se plantean posibles alternativas técnicas para mejorar la eficiencia hídrica y fisiológica del viñedo (Sampaio y Vasconcelos 2005), como las técnicas de riego subterráneo, RDI (regulated deficit irrigation) o PRD (partial rootzone drying), u otras alternativas encaminadas a paliar el exceso de vigor y los problemas de conducción del viñedo, los portainjertos pueden proporcionar respuestas permanentes a este tipo de problemas relacionados con la reducción del agua disponible y su calidad o con el control del desarrollo vegetativo del viñedo.

El objetivo del ensayo experimental planteado con un grupo de diversos portainjertos está encaminado a conocer la influencia de los mismos en el comportamiento agronómico de la variedad Tempranillo, a través de la cuantificación de parámetros vegetativos, productivos y de calidad de la uva, en la D.O Rueda, ubicada en la parte media del valle del río Duero en España.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Efecto anual de 9 portainjertos de vid sobre el desarrollo vegetativo y productivo y la calidad de la uva de cv. Tempranillo en D.O. Rueda”

Comentarios disponibles para usuarios registrados