Grandes Pagos de España: Autocrítica y conocimiento compartido para ser la punta de lanza del sector español

 Publicado el Por SeVi

Toni Sarrión. (photo: )
Toni Sarrión.

Grandes Pagos de España (GPE), la asociación de fincas vitícolas de toda España que defienden y propagan la cultura de vino de terruño, con 28 bodegas asociadas, que mueven un volumen de negocio superior a los 50 millones de euros anuales, abre nueva etapa tras la elección de Toni Sarrión (Bodegas Mustiguillo) como presidente ejecutivo, tal y como avanzó SeVi.

En esta nueva fase, Sarrión pretende fomentar la autocrítica así como el conocimiento y know how compartido como motor de mejoría en la calidad y como referente del sector del vino español de calidad. De este modo, tienen previsto reforzar dos órganos internos que velan por la calidad y la exclusividad de los vinos de las bodegas adheridas a Grandes Pagos de España, entidad creada por Carlos Falcó, Marqués de Griñón, quien desde este mes de noviembre ocupa la Presidencia de Honor. Se trata del comité externo de expertos de cata y de la red de conocimiento.

Sobre el primero de ellos, Sarrión ha recordado que hasta hace tres años era un equipo de técnicos de la asociación quien cataba los vinos de los asociados, pero en la campaña 2014/2015 se ha utilizado el nuevo método, con expertos ajenos a las bodegas. “La idea es potenciar este órgano y dotarlo de más recursos; que tanto el director técnico como su equipo puedan incorporar a enólogos y sumilleres de prestigio a la cata” y que esta se repita más de dos veces al año; y que el comité externo de expertos también pueda opinar sobre las nuevas incorporaciones a Grandes Pagos. “Todo ello ayudará a su credibilidad y prestigio”, ha valorado.

Respecto a la red de conocimiento de GPE, que reúne a los enólogos de las bodegas de Grandes Pagos para compartir información y buenas prácticas, el presidente ejecutivo pretende que cuente con “más medios” y pueda elaborar estudios rigurosos que puedan ser transferidos también a las universidades. A su juicio, esta red debe fomentar la “autocrítica” e incluso catar vinos de la Asociación (al margen del comité externo de expertos de cata) para determinar cómo se puede mejorar la calidad, y ha abogado por que estos enólogos puedan viajar a otras zonas vitícolas para aprender y generar nuevos conocimientos.

Según ha detallado, la GPE tiene hoy bodegas adheridas en prácticamente toda España -Rioja, Galicia, Castilla-León, Navarra, Cataluña, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Madrid, entre otras-, aunque reconoce que les “faltan las islas”: llegar a Baleares y a Canarias. En todo caso, ha incidido en que no quieren que las bodegas quieran entrar porque “nos vean” como organización comercial, que no es, sino una asociación sin ánimo de lucro en defensa del sector.

Según sus cálculos, las empresas integradas en Grandes Pagos de España ponen en el mercado unas 4,5-5 millones de botellas al año y tienen la sensación de que 2016 cerrará con buenos datos de venta. Entre las actuaciones que desarrolla la Asociación, ha señalado la labor de promoción, que pretende “comunicar y defender el concepto de vino de pago” con eventos enfocados a los prescriptores que realizan durante dos o tres años seguidos en cada uno de los mercados prioritarios, como China, en el que programaron acciones durante 2011, 2012 y 2013, y que repetirán. Actualmente, enfocan sus esfuerzos de divulgación y apertura del mercado del centro y norte de Europa, México y el americano, ha avanzado.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Grandes Pagos de España: Autocrítica y conocimiento compartido para ser la punta de lanza del sector español”

Comentarios disponibles para usuarios registrados