Variedad, con ‘b’ de Bobal en #PlacerBobal

 Publicado el Por Vicent Escamilla

El público valenciano, entregado al Placer Bobal. (photo: )
El público valenciano, entregado al Placer Bobal.

Placer Bobal, con este sugerente nombre, la D.O. Utiel-Requena organizó el pasado 6 de junio un concurrido acto en el que quedó patente la amplia gama de vinos que son capaces de ofrecer las bodegas amparadas. Sobre todos ellos destacaron los elaborados con la variedad Bobal, reina de esta D.O., con el 80% de la superficie total. Aunque decir esto es decir poca cosa, pues la Bobal demostró su flexibilidad y adaptabilidad. Desde rosados “clásicos” de Bobal (con mucha extracción de color, súper aromáticos, casi de golosina), a rosados menos intensos, tintos jóvenes, con un ligero toque de barrica, con medias crianzas, o vinos reserva y gran reserva, hasta dulces e incluso algún blanc de negre.

Comprobamos que a la Bobal se le da bien bailar en esto del vino, ya sea sola (con un carácter varietal bien definido), o acompañada (más o menos ‘agarrada’) a otras cepas como el Cabernet Sauvignon o el Tempranillo. Parecería al leer estas líneas que la Bobal es un “lienzo en blanco” para el enólogo encargado de trabajar con ella. Nada más lejos de la realidad. Es una variedad que hay que domar para conseguir de ellos vinos de la calidad de los probados en el Hotel-Balneario Las Arenas el pasado 6 de junio. El “Provechón” (sinonimia de Bobal) debe ser conducido a producciones más ajustadas. Si se consigue, la materia prima par vinificar es inmejorable.

La capacidad de convocatoria del tándem D.O. Utiel-Requena y Verema.com fue asombrosa. Más de 1.000 personas participaron en esta presentación vitícola. Su formato, muy cómodo. Tras recoger una buena copa a la entrada, los expositores (más de 30 bodegas y un centenar largo de referencias) estaban distribuidos en un amplio salón con vistas al Mediterráneo en mesas atendidas por enólogos, propietarios y responsables comerciales de las bodegas. Luego, para aquellos profesionales de la cata que precisaran de un espacio más “tranquilo” se organizó, en la parte superior, un túnel del vino, con las referencias escogidas por las bodegas participantes.

Las bodegas en showrom fueron: Aranleón, Bodega Ernesto Cárcel, Bodegas Carlos Cárcel, Bodegas Cueva, Bodegas Pasiego, Bodegas Utielanas, Bodegas y Viñedos de Utiel, Cerro Gallina, Chozas Carrascal, Coop. Sinarcas, Coviñas, Dominio de la Vega, Emilio Clemente, Finca San Blas, Hispano-Suizas, Iranzo, Ladrón de Lunas, Latorre Agrovinícola, Mitos, Murviedro, Noemí Wines, Pago de Tharsys, Viña Ardal, Sebiran, Sierra Norte, Torre Oria, Unión Vinícola del Este, Valsangiacomo, Vegalfaro, Vera de Estenas, Vicente Gandia, Vinícola Requenense y Vinos y Sabores.

Placer Bobal contó, además con un concurso de cata a ciegas, en los que los asistentes tenían el reto de catar a ciegas cinco tintos e identificar, entre otros aspectos, añada e incluso marca comercial.

El presidente de la D.O. Utiel-Requena, José Luis Robredo, se mostró muy satisfecho con el desarrollo de la tarde y desde aquí debemos felicitar a su equipo por la profesionalidad mostrada en la ejecución de su trabajo.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Variedad, con ‘b’ de Bobal en #PlacerBobal”

Comentarios disponibles para usuarios registrados