Postgusto de los Wine Days Mallorca: la D.O. Binissalem concentrada en 9 días

 Publicado el Por Salvador Manjón

Wine Days se celebró del 10 al 18 de mayo. (photo: )
Wine Days se celebró del 10 al 18 de mayo.

Nueve días, nueve experiencias. En esta fórmula se concentró la esencia de la D.O. Binissalem a través de la iniciativa Wine Days, del 10 al 18 de mayo. Catas, paisajes, gastronomía, patrimonio, mercados, descanso, música, cultura popular y artes plásticas. Todo ello con el hilo conductor de la cultura del vino.

La D.O. Binissalem abarca los municipios de Santa Maria del Camí, Consell, Binissalem, Santa Eugènia y Sencelles, protegidos por la Serra de Tramuntana. Las variedades autóctonas principales son la tinta Manto Negro y la blanca Moll, pero su abanico varietal es amplio, con cepas como Giró Ros, Callet, Gorgollasa, Tempranillo, Monastrell, Cabernet Sauvignon, Merlot Syrah, Moscatel de Grano Menudo, Moscatel de Alejandría, Macabeo, Parellada y Chardonnay.

Con motivo de los Wine Days acudimos a Mallorca para catar los vinos que nos presentaron las bodegas de la D.O. Binissalem. La cata se organizó en la sede del C.R.D.O., y arrancamos la cata con el vino de Bodegas Antonio Nadal, bodega que se remonta a 1968 y que fue una de las fundadoras de la D.O. Binissalem. En 24 hectáreas cultivan Manto Negro, Monastrell, Callet, Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Moll y Macabeo, con una apuesta por el cultivo ecológico. Probamos el Ros Rosat 2013, elaborado con Tempranillo (68%) y Monastrell (32%).

Se presentaron a continuación Bodegas José Luis Ferrer, fundadas en 1931 y que actualmente están regentadas por la cuarta generación. 105 hectáreas en las que se cultivan principalmente las cepas autóctonas Manto Negro y Callet y Moll o Prensal (Premsal) Blanc, junto con internacionales. Catamos su tinto Véritas Vinyes Velles 2010, fermentado en hormigón y barrica, con 10 meses de crianza. Un coupage de Manto Negro (60%), Callet (20%), Syrah (20%) y Cabernet (10%). Una nariz compleja, con frutas muy maduras, notas de ahumados y un ligero carácter balsámico. Potente.

La siguiente bodega fue Jaume de Puntiró, fundada en 1980. Pere Calafat propietario de la misma junto con su hermano Bernat fue el encargado de presentarnos JP 2007, elaborado con Manto Negro y Cabernet Sauvignon al 50%, de cepas de 60 y 25 años, respectivamente. Ligeramente sobremadurado, un vino con una crianza de 12 meses en roble francés y gran potencial de guarda.

A continuación alcanzamos Albaflor-Vins Nadal. Recibimos a Esperanza Nadal y nos presentó su bodega, fundada en 1932 y basada en la defensa de las variedades autóctonas y el respeto por el medio ambiente. El vino que probamos fue Alba Flor Rosado 2010, con 4,75 gramos de azúcar residual, fruto del ensamblaje de Manto Negro (42%), Cabernet (18%) y Merlot (40%). Golosina en nariz, ácido y vibrante.

Llegó luego la bodega Macià Batle, que expota más de 100 ha de viñedo, además de recibir uva de más de 55 viticultores. El vino que probamos fue Blanc de Blancs 2013, donde la Prensal (70%) está contrapunteada por la Chardonnay (25%) y la Moscatel. Intensos aroma varietales, tropical. Intenso en boca, fresco.

Seguimos con Vinyes i Vins Ca Sa Padrina, en Sencelles, fundada en 1999 por Andreu Suñer, que nos presentó el vino Mollet 2012, elaborado al 50% con Chardonnay y Prensal. La variedad Chardonnay le presta estructura a la gran protagonista del vino, la Moll (o Prensal). Sabroso y delicado, con carácter fresco.

La séptima cata nos llevó a Can Ramis, Celler fundado en 1870 en el mismo municipio. Pere Antoni Llabrés, actual director de la bodega, nos introdujo al tinto Serral 2012 (60% Manto Negro, 30% Syrah y 10% Merlot). Un vino franco, cálido, que evoluciona muchísimo en copa. Un vino que depara una sorpresa en cada trago.

Desde Santa Eugènia llegó Joan Crespí, propietario de Vinya Taujana, para darnos a catar su Crianza 2011, un tinto a base de Syrah (45%), Manto Negro (41%), Cabernet (8%) y Merlot (6%) y una crianza de un año en barrica mixta (el 25% en barrica nueva).

Para conocer Celler Ramanyà, fundado en 2003, una bodega totalmente artesanal, pero dotada de los últimos avances tecnológicos; Toni Rames nos presentó el proyecto y su vino 88 de Ramanyá 2010. Un tinto que conjuga la fuerza varietal autóctona (70% de Manto Negro), pero complementada por cepas internacionales como Merlot y Syrah. Antes de su embotellado, este cálido vino pasa 20 meses en roble.

Nuestro periplo sensitivo siguió en Celler Sebastià Pastor. Pudimos probar Encobeït 2012. Un tinto que nos sorprendió. Ejemplo de lo que se puede llegar a elaborar con la Manto Negro (100%). Con un paso por barrica de seis meses. Gusto mucho. Fruta roja muy madura en nariz, cafés, notas balsámicas. Taninos firmes pero agradables. Madera bien integrada. Deja ver el trabajo, el esfuerzo y el mimo que hay detrás.

A continuación, le llegó el turno a Celler Tianna Negre, en Binissalem, donde la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente están en todo momento presente. El vino que hizo de embajador fue El Columpio 2013, un coupage de 40% Manto Negro, 19% Cabernet Sauvignon, 18% Syrah, 13% Callet y 10% Merlot.

Proseguimos con los vinos de Bodega Biniagual, en el corazón de la región vinícola de Binissalem y con una política muy enfocada a la calidad. Probamos el Verán 2010 (que próximamente cambiará el nombre a Finca Biniagual), donde la Manto Negro (40%) comparte coupage con la Syrah (35%) y la Cabernet Sauvignon (25%). Balsámico, cálido, tostado y frutal.

Por último, llegamos a Ca’n Verdura, inaugurada en 2012. El viticultor y propietario Tomeu Llabrés nos recibió para presentarnos un monovarietal de Premsal (Moll) Super Nova 2012. Un vino que sigue la filosofía de la casa, apostar por la personalidad varietal mallorquina.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Postgusto de los Wine Days Mallorca: la D.O. Binissalem concentrada en 9 días”

Comentarios disponibles para usuarios registrados