Los vinos de la D.O. Rías Baixas consolidan su posición en el mercado nacional

 Publicado el Por SeVi

La calificación de la Añada es uno de los momentos más importantes del año para la Denominación de Origen Rías Baixas. En esta ocasión, la presentación de la Añada 2011 tenía un interés añadido ya que se trataba del primer acto oficial del nuevo presidente del C.R.D.O., Juan Gil de Araujo González de Careaga. Él fue el encargado de desvelar hace unas semanas que el pleno del Consejo Regulador otorgó la calificación de “Muy Buena” a la añada 2011. Un anuncio que Juan Gil de Araujo realizó durante la celebración de un almuerzo de trabajo ayer con casi medio centenar de profesionales de los medios de comunicación de Madrid.
Los vinos de Rías Baixas se han posicionado en los últimos años como un referente y unos de los mejores blancos del mundo. Su pilar fundamental es la variedad autóctona Albariño, que confiere una tipicidad característica a estos vinos y los hace muy valorados tanto por los profesionales del sector como por el consumidor final. Junto a la variedad, destaca también el trabajo desarrollado por el sector durante este tiempo, tanto el de bodegas (con importantes inversiones en recursos humanos y de mejora de las instalaciones), como el de viticultores, que con un trabajo constante alcanzan la mejora de la calidad a través de un esmerado cuidado de la materia prima. Ambos elementos han hecho posible que actualmente los vinos de Rías Baixas sean los vinos blancos españoles más vendidos en Estados Unidos. El espíritu de dinamismo de este sector ha permitido, además, que sus bodegas cuenten con un amplio portafolio de vinos más complejos como son los Rías Baixas barrica, selecciones de sñadas... Vinos que muestran sus posibilidades de guarda.
La calificación de la cosecha, que incluye el conjunto de los vinos elaborados en la Denominación de Origen Rías Baixas, es fruto de un riguroso proceso de valoración a través de análisis sensoriales y fisicoquímicos de muestras representativas de los 10.650.480 litros calificados hasta el 22 de junio. La calidad de la añada 2011 viene avalada por las valoraciones del Panel de Catadores del Consejo Regulador, a través de catas ciegas de cada depósito, uno a uno, previo a su embotellado, así como de los análisis físicoquímicos de cada una de las muestras que se comercializan. En la decisión del pleno también se valora el informe técnico elaborado por Órgano de Control y Certificación de la Denominación de Origen. El resultado es un reconocimiento al esfuerzo constante del sector de Rías Baixas por mejorar la calidad de estos vinos. Según los catadores del Órgano de Control y Certificación: “son vinos aromáticamente, limpios y correctos, varietales de media intensidad”.
Según explicó Juan Gil de Araujo los Rías Baixas Albariños de la Añada 2011 mantienen su tipicidad con notas frutales, florales, herbáceas y cítricas más maduras.
Vendimia histórica
La vendimia 2011 transcurrió oficialmente entre el 9 de septiembre y el 11 de octubre. Después de algo más de un mes de recogida, la cosecha finalizó con un volumen total de 41.787.783 kilos de uva, lo que representa un 31,8% más que la campaña anterior. Según el Órgano de Control del Consejo Regulador, la cosecha fue histórica en cuanto a cantidad de uva y óptima en calidad, destacando el buen nivel del estado higiénico sanitario de la uva a su entrada en bodega. Además, dicho órgano explicó que el ciclo vegetativo estuvo marcado por las altas temperaturas primaverales y bajas precipitaciones, lo que provocó un índice de fertilidad altísimo; así como por un verano cálido y seco, que supuso que la vendimia se adelantara un poco con respecto a otras campañas.
Para el secretario general del Consejo Regulador, Ramón Huidobro, “la homogeneidad en la calidad de los vinos de Rías Baixas es una de las característica a tener en cuenta por los profesionales”. La campaña 2011 fue la segunda en que se pusieron en funcionamiento los procedimientos del manual de calidad en aplicación de la norma UE 45011, de obligado cumplimiento para las entidades certificadoras, como es el caso del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas. De hecho, el Órgano de Control y Certificación ya ha realizado auditorías completas a las 177 bodegas que integran esta Denominación de Origen, así como a un 5% de los 6.618 viticultores, tal y como marca los procedimientos de calidad aprobados.
Política de calidad
La rigurosidad del Órgano de Control de la Denominación de Origen Rías Baixas permite conocer las características de cada uno de los vinos elaborados en cada cosecha. Todo ello gracias a la verificación de muestras, depósito a depósito. Cada una de ellas debe pasar por unos estrictos análisis organolépticos y fisicoquímicos a cargo de un panel de cata y un laboratorio, respectivamente acreditados. Con posterioridad, el global de estos datos es incorporado a los informes redactados por el departamento técnico de este Consejo Regulador que sirven de base para la toma de decisiones por parte de los Órganos de Gestión.
Por su parte, el panel de cata de este Consejo Regulador está integrado por 48 expertos, de los cuales son necesarios un mínimo de 5 catadores para realizar los análisis organolépticos, consistentes en catas ciegas que garantizan la confidencialidad y anonimato de las muestras.
Posicionamiento
El informe de la consultora Nielsen muestra como los vinos con Denominación de Origen Rías Baixas ganan posición en el mercado nacional de vino con Denominación de Origen, hasta alcanzar un 2,6% (T.A.M. Sept’11) del volumen en el conjunto de los canales de Alimentación y Hostelería, lo que demuestra su mayor implantación en el mercado español. Esta cifra supone un máximo histórico para la D.O. Rías Baixas. Este aumento de cuota se produce en un contexto de reducción de las ventas totales de vinos con D.O. (-1,8% en el último año: TAM Sept’11), como consecuencia de la caída de las ventas en el canal de Hostelería (-6,6%), compensada en parte por el desarrollo de las ventas en el canal de Alimentación (+3,0%). Este crecimiento está apoyado en el desarrollo del vino blanco en el mercado español, de tal forma que, dentro del vino con D.O., es el único color que presenta crecimiento en ventas (+4,7% en el último año: TAM Sept’11) frente al descenso de los vinos tintos y rosados, -3,3% y -4,7%, respectivamente.
Y dentro del mercado de vino blanco con D.O., con una clara tendencia al alza, los vinos de Rias Baixas fortalecen su posición, sobre todo en el Área Noroeste (con Galicia, Asturias y León) que concentra el 63% de sus ventas en ambos canales; le sigue el área Norte Centro (con Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Burgos y Palencia) que cuenta con casi el 11 % de las ventas; el Área Este, el levante español, con un 6,6% de su volumen y, en el Área Metropolitana de Madrid con el 6,3%.
Los vinos de Rías Baixas consolidan su posicionamiento en las Áreas Metropolitanas de Madrid (4,1% en 2004; 4,7% en 2005; 5,8% en 2006 y 6,3% en 2011) y Barcelona (2,3% en 2004; 3,4% en 2005; 2,9% en 2006 y 4,00% en 2011), todo ello fruto del esfuerzo y el trabajo realizado por las bodegas y el mimo de los viticultores en el cuidado en el cuidado de la uva y del cumplimiento de las normal, así como el apoyo de las acciones de marketing y promoción que desarrollo el Consejo Regulador (miniferias, presentaciones de añada, etc).
A ello hay que sumar el esfuerzo en los mercados exteriores con el crecimiento en el 2011 de un 18,36% con respecto al ejercicio anterior que ha supuesto la venta de 4.199.443 litros y la consolidación en mercados exteriores como el de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Puerto Rico y México, que se sitúa como los cinco primeros países en volumen de importación de los vinos Rías Baixas.
 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Los vinos de la D.O. Rías Baixas consolidan su posición en el mercado nacional”

Comentarios disponibles para usuarios registrados