España pide a la UE que se proteja a la sangría

 Publicado el Por Alfredo López

Los diputados de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, a propuesta de los eurodiputados españoles, se mostraron a favor de que la Unión Europea proteja el origen español y portugués de la sangría (clarea, en el caso luso), una de las bebidas más populares elaborado a base de vino, en un debate sobre un informe reglamentario a favor de que la Unión Europea, de tal forma que productos similares de otros países no puedan utilizar ese nombre.
El informe debatido del eurodiputado italiano Paolo Bartolozzi es sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la definición, presentación, etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados.
Tras su paso por la Comisión de Medio Ambiente, deberá ir al pleno del Parlamento en su reunión de junio o julio y, luego, ser respaldado por el Consejo de la Unión antes de su aprobación y entrada en vigor, algo donde no se espera que vayan a existir problemas, puesto que varios Estados miembros se han mostrado receptivos, según afirmó uno de los que presentaron enmiendas al texto de la Comisión sobre la designación “sangría”, el eurodiputado socialista Andrés Perelló.
Una de las enmiendas es que el término “sangría” podrá sustituir a la denominación de venta “bebida aromatizada a base de vino”, únicamente en el caso de que la bebida haya sido elaborado en España o Portugal, frente a la propuesta de la Comisión de que la designación debería acompañarse obligatoriamente de los términos “producida en”, seguida del nombre del Estado miembro de producción o de una región más pequeña, excepto si se produce en España y Portugal.
Otra de las enmiendas es que cuando la bebida haya sido producida en un Estado miembro distinto de España y Portugal, el término “sangría” podrá utilizarse como complemento de venta “bebida aromatizada de vino”, debiendo acompañarse obligatoriamente de la mención “producida en”, seguida del nombre del Estado miembro de producción o de una región más pequeña.
El objetivo de la enmienda es mantener el “statu quo” del Reglamento (CEE) nº 160/1991, en el sentido de tratar de proteger el término “sangría” (o “clarea”, en el caso luso), originario de España y Portugal. Por eso, es necesario aclarar que el citado término, en cualquier Estado miembro diferente de ambos países, no es una denominación de venta, sino una indicación facultativa o término.
El informe, relativo a la propuesta reglamentaria sobre la protección de I.G.P. de los productos vitivinícolas aromatizados, sale en defensa de que se puedan aplicar “disposiciones particulares” en el caso de los productos tradicionales, como sería el caso de la “sangría” para nuestro país. Según el eurodiputado Andrés Perelló, “no se trata de que España se quede con la patente de elaboración de la “sangría”, que podrá seguir elaborándose en otros países, pero bajo una denominación de venta como bebida aromatizada a base de vino u otro nombre, indicando el país de elaboración.
Bebida autóctona
El eurodiputado socialista señaló que “consideramos a la sangría como un producto autóctono, que se relaciona con España y por eso la tenemos como propia, una protección que ya se aplica en otros productos vitivinícolas, como el champagne francés, que debe ser denominado “vino espumoso” si se elabora en otras zonas productoras de la Unión Europea.
Se trata de un producto elaborado a base de vino, por así decirlo, típico o tradicional español, con un consumo interno estacional, que continúa en auge y que está muy ligado al turismo de nuestro país. La sangría que no se haya producido en España o Portugal deberá ser etiquetada con la denominación bebida aromatizada a base de vino y el país de procedencia deberá figurar en un lugar destacado y de forma claramente legible, no pudiendo ser disimulada, tapada o separada por otras indicaciones o imágenes.
Sin embargo, la propuesta de Reglamento pretende actualizar las normas aplicables sobre la definición, designación, presentación, etiquetado y protección de indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados es mucho más amplia y pretende sustituir al Reglamento (CEE) 1601/91 en este ámbito, ante el surgimiento de innovaciones tecnológicas, la evolución de los mercados y la modificación de las expectativas de los consumidores.
La propuesta reglamentaria simplifica la normativa hasta ahora existente y, en particular, adapta las definiciones a la evolución técnica y hace concordar las normas vigentes sobre indicaciones geográficas con las del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).
En su exposición de motivos, la Comisión Europea señala que los productores de bebidas aromatizadas a base de vino han expresado un consenso en torno al mantenimiento de un marco y unas similares y que solo parece imponerse unos ajustes de carácter técnico.
Otros objetivos fundamentales de la propuesta reglamentaria, según la CE, son la aplicabilidad y la claridad de la legislación de la Unión Europea; una sólida política de calidad sobre la base de definiciones de los productos; la actualización de algunas denominaciones de venta ante la posibilidad de aumentar el nivel de vino, en lugar de añadir alcohol directamente; una mayor flexibilidad, al transferir a la Comisión la competencia para modificar, mediante actos delegados, las definiciones y designaciones de los productos (en vez del actual procedo de codecisión); la adaptación de las normas de la UE a los nuevos requisitos técnicos y a los requisitos de la Organización Mundial de Comercio (OMC); incluido el Acuerdo ADPIC), y la definición de los criterios que rigen el reconocimiento de las nuevas indicaciones geográficas.

 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “España pide a la UE que se proteja a la sangría”

Comentarios disponibles para usuarios registrados