Nada es lo que parece

 Publicado el Por

A juicio de algunos expertos, el turismo y las exportaciones podrían ser la luz en el oscuro túnel por el que lleva transitando nuestra economía durante más de cuatro años y que ya ha generado la pérdida de millones de puestos de trabajo, elevado la tasa de inflación y congelado nuestro Producto Interior Bruto (PIB), hasta el punto de estar a las puertas de entrar en la peligrosa situación de la estanflación.
Desde el sector vitivinícola sabemos bien, por experiencia propia, que solo el comercio exterior es capaz de sacarnos del agujero donde nos hemos metido con nuestro consumo interno; y que, vinculado a las exportaciones, encontraríamos el turismo como puente de enlace entre nuestra producción y su origen con el último consumidor. Ahora bien, de ahí a querer convertirnos en ejemplo a seguir por el conjunto de la economía está claro que hay un mundo. Pero, al menos desde el punto de vista sectorial, debería servirnos para confiar en que vamos por el buen camino, o si no el óptimo, al menos por el único posible actualmente.
 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Nada es lo que parece”

Comentarios disponibles para usuarios registrados